Con 137 obras Juan Calzadilla muestra en la GAN su obsesión por el escape

“La Fuga de los Límites” es el nombre de la exposición retrospectiva del maestro Juan Calzadilla que se inaugura este viernes en la Galería de Arte Nacional (GAN), en Caracas, en la cual se resumen 50 años del trabajo plástico de este emblemático artista nacional.

La muestra pone en primer plano una de las obsesiones de Calzadilla: el escape. Siluetas que se escapan del lienzo, letras que se salen del papel, tinta que se corre y pigmentos que se derraman, acaparan la exhibición que cuenta con 137 obras en diversos formatos y soportes, y que ocupará gran parte de la planta baja de la GAN.

“El arte siempre ha progresado a través del abandono de lo que hicieron unos, aunque luego a veces se vuelven a encontrar”, justificó el propio Calzadilla al ser interrogado sobre el tema de la huida, que es recurrente en su devenir como creador, tanto literario como plástico.

Es así como este amor por la evasión podrá palparse en todo el recorrido que ofrece la exhibición, donde se evidencian las distintas etapas creativas del artista que se confiesa proclive al surrealismo. Así lo reveló el propio Calzadilla en un recorrido para la prensa en las salas que están en pleno montaje.

Y es que justamente la pieza más longeva del compendio, una pequeña pintura que data de 1963 titulada Coroidales, da cuenta del escape en la técnica experimental empleada para su ejecución. A blanco y negro, la obra hace evocar un fractal y está hecha con tinta posteriormente lavada con agua, “derrame de tinta china sin saber qué es lo que va a pasar”, es como describió el artista la forma cómo trabajó este cuadro.

Luego, la pieza más nueva es la instalación que por sí sola conformó la exposición “Formas escapándose de marco”, en la que siluetas negras que evocan letras manuscritas sobre un fondo blanco, recorren los pisos y muros de la sala, como si fueran dibujos que huyeran del plano figurativo para convertirse poco a poco en letras y frases.

Para Calzadilla es un honor que la GAN le dedique esta antología, curada por él mismo, y amparada por otra exposición que también ofrece este recinto, la de su admirado Armando Reverón.

Sobre que una retrospectiva suya comparta el recinto museístico con una retrospectiva del Maestro de la Luz, apuntó: “Reverón es más o menos como un maestro mío, un guía, un faro, así que me siento realizado, como que no se ha perdido todo este esfuerzo, que antes de esto estaba diluido”, al tiempo que detalló que gracias a esta muestra compilatoria pudo recuperar y revalorar obras que tenía en el olvido.

Sobre el mensaje de su trabajo, subrayó que busca simplemente emocionar, como considera que debe ser la meta final del arte, “que no sea puramente conceptual, de ideas, sino de manejo de lo artesanal, de la expresión, como fue siempre el arte, que es lo que añora el público. Porque al público puedes presentarse la cosa más hermosa, técnicamente resuelta, con imágenes fotográficas, pero no los conmueve tanto como cuando ven una obra bien plantada, que le diga algo parecido a lo que ellos son capaces de hacer”.

Con 87 años cumplidos, el maestro nacido en Altagracia de Orituco, en el estado Guárico, está lejos de retirarse e informó que aparte de esta nueva exposición, ocupa su tiempo en tres nuevas obras literarias que ya están en el horno.

Sobre el secreto de su energía y sus granas de trabajar a una edad en que la mayoría piensa en jubilarse, citó a Mahatma Gandhi, “él decía que la voluntad no depende de la fuerza física sino del deseo de hacer las cosas. Mientras uno tenga fuerzas uno puede aprovecharlas y desarrollarse. Si uno tiene fuerza de voluntad para no dejarse encarcelar uno puede hacer tantas cosas como quiera. El cerebro, la mente, es independiente de lo físico, una persona puede llegar a los cien años y tener más lucidez que cuando tenía 20 o 25”, subrayó.

La muestra “La Fuga de los Límites” estará a disposición de los visitantes de la GAN hasta finales de año, de martes a domingo de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. La entrada es libre.

Entre amigos

La retrospectiva de Calzadilla estará acompañada de una pequeña antológica de El Techo de la Ballena, colectivo artístico del cual el homenajeado formó parte en los años 60.

La exhibición, curada por Félix Gutiérrez, lleva por título “El Techo de la Ballena, breve panorámica”, y cuenta con 22 piezas de 9 artistas entre los que se cuentan Perán Ermini, Daniel González, Jacobo Borges, entre otros. AVN