Crisis Humanitaria: Luz verde a la intervención

Pongamos las cosas en su justo lugar. Vayamos a la verdad verdadera. Que nadie se confunda ni dude. En la diplomacia y en las relaciones internacionales de los países, los conceptos y categorías son de cuidado. Adquieren un grado superlativo. Como decía un filósofo: ¡Hasta las palabras acechan! No es casual que se tenga mucho cuidado a la hora de redactarse una resolución o acuerdo en cualquier institución de la diplomacia mundial. Ya sabemos que el imperio del norte no respeta nada, se creen los dueños del mundo. Por lo tanto, no podemos darle un cheque en blanco para que sigan con su endemoniada política guerrerista. No podemos ponérsela en bandeja de plata, para que continúen cometiendo fechorías y actos criminales propios de ese imperio asesino. En nombre de la lucha contra el “comunismo” y el “terrorismo”,los EEUU han bañado a la humanidad de calamidad y muerte. Racismo, segregación, exclusión, odio y macartismo han estado detrás de esas premisas o categorías vendidas por el imperio del norte. Siempre levantan una bandera mediática a escala internacional, y para esto cuentan con todo un aparataje comunicacional y los traidores que nunca faltan. En el caso de la cacareada “crisis humanitaria” que los irresponsables de la Unión Europea, EEUU, OEA y los lacayos de nuestro país quieren que Venezuela acepte para justificar la consiguiente invasión de la OTAN, ONU o cualquiera coalición del mundo. Aceptar la llamada crisis humanitaria es el preámbulo a la invasión gringa. Es luz verde para la inmediata invasión a nuestro país. Y ya sabemos lo que eso significa. Así hicieron en Irak, Afganistán, Libia, Siria y pare usted de contar. No es casual que la irresponsable y dividida oposición en nuestro país insista mucho en el tema. Son unos vende patria. Juegan a la descarada intervención. Se les cae la careta a cada momento. Como lo ha dicho nuestro valiente canciller Jorge Arreaza, que si quieren ayudar a nuestro país, lo que deben hacer es desbloquear las cuentas que tienen congeladas a nivel internacional y que impiden que compremos alimentos y medicinas para el pueblo venezolano. Lo que deben hacer es parar la despiadada persecución que tienen contra las empresas y empresarios del mundo, que se han atrevido a establecer negocios con nuestro país. Lo que deben hacer es dejar que sea el pueblo venezolano quienes resuelvan sus problemas internos. La llamada “ayuda humanitaria” es una falsa. Los EEUU no ayudan a nadie. Lo que mandan a los países son amenazas, presiones y bombas. Es una mentalidad supremacista. Por donde pasan (los gringos) dejan secuela de destrucción y muerte. Así lo atestigua la historia de la humanidad. Valdría la pregunta: ¿Por qué no ayudan en este momento a Puerto Rico y Guatemala, víctimas de los embates de la naturaleza? Ahí está el pueblo de Guatemala en la calle, demandando ayuda de los gobiernos del mundo y cuestionando la hipocresía y negligencia del presidente Jimmy Morales. Hipócritas y fariseos. Lo que importa es Venezuela porque aquí hay grandes reservas naturales y hay que aplastar la dignidad y valentía del pueblo de Bolívar y Chávez. Ese es el dilema: Patria o colonia. País libre e independiente o les entregamos Venezuela a los gringos. Venezuela es libre y soberana. Venezuela no se rinde. Venezuela se respeta.

* Diputado a la Asamblea Nacional (PSUV)

 

Sobre el autor

Yezair Silva

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario