Con Trump llegó el diablo en persona

Por: Gian Carlo Di Martino

No creo que uno sea peor que el otro, pero por lo menos Barack Obama, quien declaró a Venezuela una amenaza inusual sentando las bases para todas estas agresiones que el imperio gringo desató sobre la Patria de Bolívar, simulaba muy bien sus instintos criminales, pero es que con Donald Trump en la presidencia de los Estados Unidos llegó a la tierra el diablo en persona, no conozco calificativo en el idioma español que pueda describir la perversidad, la bajeza, la monstruosidad de este demente al frente de la potencia bélica más destructiva del mundo.

Esa desgracia de mandatario cuenta con características evidentes de psicópatas, asesinos en serie o serial como los califican ellos mismos: el cinismo y la frialdad; destroza niños, mujeres, todo en nombre de la democracia, del derecho a vivir en paz, del bienestar del planeta, cuando en realidad lo que hace es exterminar pueblos enteros ordenando el fuego de bombas y misiles, para intentar calmar los insaciables intereses particulares del imperio que representa.

Sobran los ejemplos, las masacres que ha protagonizado en el mundo dejando miles de seres humanos asesinados y mutilados con sus viles invasiones, en el muro que quiere hacer en la frontera de México, donde cazan a los migrantes como conejos y que, en realidad, Donald Trump desearía hacerlo no solo en el país azteca, sino en Latinoamérica, Hispanoamérica y el caribe, porque ese criminal nos odia a todos, es un racista irredimible.

Lo que hace en Venezuela resulta increíble, uno analizando la situación a veces no entiende cómo puede caber tanta maldad y desprecio en una persona. Doblega a los arrastrados que tiene en el mundo: la Unión Europea, el Grupo de Lima, para estrangularnos financiera y económicamente.

En la patria de Bolívar, Chávez y Maduro apoyado por los apátridas de la MUD, principalmente, el canalla Julio Borges, es el causante del hambre, de la falta de medicinas de nuestros ancianos, de nuestros hijos. Busca que la gente perezca de mengua con la firme intención de que aborrezcamos al presidente Nicolás Maduro, pero eso ¡nunca! Jamás lo conseguirán.

Con Trump como ya dije llegó satanás en persona a la tierra, el problema para él y todos sus lacayos es que en Venezuela se consiguió con Florentino, el que hizo desaparecer al diablo en su mismo infierno consumido por sus propias llamas; Florentino, el valeroso pueblo venezolano no se le arrodilla a criminales, asesinos, genocidas.

Trump tuviera éxito si en Venezuela la gente poseyera la bajeza de Santos, Macri, Temer, Varela, Almagro, y de apátridas como Julio Borges, Capriles Radonski, Ramos, Allup, Manuel Rosales, Eveling Trejo, Antonio Ledezma, Juan Pablo Guanipa, Tomás Guanipa, David Smolanski, Juan Requesens, Miguel Pizarro, entre otros bichos rastreros; pero no, aquí hay dignidad. Más bien con esas sanciones, las personas se llenan de repulsión en contra de ellos.

Y es que esos vendepatria venezolanos no tienen vergüenza, viendo que carecen de aceptación popular, andan arrastrándose, para que el criminal Trump y sus marionetas en el planeta, hagan el daño que ellos ya no pueden hacer directamente con sus guarimbas y otras acciones vandálicas.

Venezuela les rechazó la violencia, además el pueblo está consciente del diabólico plan de los gringos con los cabecillas de la oposición terrorista. Quieren derrocar al Gobierno, para apoderarse de nuestros recursos, más sabiendo de las riquezas del Arco Minero del Orinoco.

Sobre el autor

Yezair Silva

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

ESTO ES LO QUE OPINAN VECINOS DE CHACAO SOBRE SU ALCALDE