Miranda, un estado exportador

Por demasiado tiempo la mayoría de las empresas establecidas en el estado Miranda ha estado trabajando a un 30% de su capacidad instalada. Sin embargo, de lograrse un 100% de producción, se estaría en condiciones para no sólo atender al mercado local y nacional, sino además para exportar, distribuyendo lo producido en un 50% para el abastecimiento interno, y el otro 50% para el mercado externo, y, por lo tanto, generar divisas que contribuyan al bienestar de todos.

En las últimas semanas, tanto nosotros en la gobernación como el equipo de nuestros alcaldes, hemos puesto un gran empeño en lograr unificar esfuerzos de los diferentes entes: empresas públicas, privadas, el Poder Popular y la banca nacional para convertirnos en un estado altamente productivo y, por lo tanto, en territorio exportador.

Hace apenas unos días, nuestro alcalde de Zamora, Hugo Martínez, firmó un convenio dentro del distrito Motor de Desarrollo Plaza-Zamora-Sucre con la Cámara Venezolana de Exportación, Cavex. El objeto de este convenio es establecer mecanismos especiales de supervisión, control y seguimiento, procesamiento, obtención y suministro de materias primas, producción de rubros esenciales, fijación de precios, comercialización y distribución de productos estratégicos necesarios para la agroproducción, alimentación, salud, aseo e higiene personal.

Como decía el rey Pelé, uno de los grandes del fútbol brasilero, “ningún individuo puede ganar un partido por sí mismo”, y en la economía esto es una ley. Ciertamente para alcanzar el éxito en el plano económico se requiere contar con un grupo de empresarios dinámicos e innovadores, y de funcionarios eficientes y trabajadores; además se debe disponer de un marco jurídico adecuado a las circunstancias junto con un Poder Popular consciente de su rol protagónico. Pero además, se requiere consenso, unión, complementarse y trabajar en función de unos mismos objetivos para poder construir un estado de equidad y justicia.

Hoy en día, Miranda se ha convertido en exportador de aguacates, cacao, flores. De nuestro estado salen mármoles para otros países y ya comenzamos con la generación de manufactura y productos textiles.

Como señalamos en el Encuentro del Centro Internacional de Educación y Desarrollo (Cled), en la sede de Petróleos de Venezuela S.A., nuestro estado tiene un enorme potencial en el sector de la impresión y las artes gráficas ubicado en el municipio Plaza. Igualmente, contamos con una planta industrial de productos de higiene personal así como de procesamiento de alimentos.

Por tanto, el modelo de integración de todos los sectores que venimos implementando nos lleva al fortalecimiento en varias áreas:

Por un lado, optimizamos nuestro parque industrial, robusteciendo los servicios públicos, garantizando la seguridad, y estableciendo el marco jurídico para garantizar la inversión de los empresarios privados, de las empresas mixtas y de las empresas de carácter social. Esto a su vez se constituye en la base para obtener el apoyo de la banca pública y privada para el financiamiento de los emprendimientos.

Ello conlleva, a su vez a una mayor generación de empleo, garantizándole a la mano de obra local trabajo que no los aleje de su hogar y, por lo tanto, se logren ciudades más armónicas, más humanas, y con un mayor aprovechamiento del tiempo libre en familia, al ahorrarse largas horas perdidas en el traslado a los centros laborales, reduciendo el agotamiento y mejorando la calidad de vida.

Finalmente, al aumentar la capacidad de producción de bienes y servicios, se genera un mayor abastecimiento, un control más efectivo de los precios, y se abre la posibilidad de exportar nuestra producción, atrayendo divisas para el bien común.

Reza un refrán popular “un solo palo no hace montaña”, lo que desde la sabiduría colectiva nos señala que todos juntos somos una fuerza indetenible. Y es esa fuerza de la unión, de la visión en común, del encuentro, lo que va a consolidar un estado Miranda robusto, modelo de entendimiento y vanguardia en la conquista de un futuro brillante.