A cinco años de tu siembra Comandante

Por: Manuel Dun

El tiempo pasa y aún después de cinco años de su siembra, nuestros corazones continúan tristes por su temprana partida. Es mucho lo que tenemos que agradecerle por la dedicación y compromiso en trabajar arduamente para garantizar una mejor calidad de vida a la población venezolana a través de planes, programas, misiones y proyectos, orientados a la inclusión y la protección social de niños, niñas, adolescentes, jóvenes, mujeres, hombres,  adultos mayores, que durante la Cuarta República fueron excluídos por gobiernos neoliberales y capitalistas, para los cuales representaban un “gasto social”.

Fue en tiempos de Revolución y con la llegada del socialismo, que ese “gasto social” se convirtió en la mayor inversión del Presupuesto Anual de la Nación, por voluntad del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, quién asumió al pueblo como punto de fundamental importancia en su gestión de gobierno, por lo que dedicó la mayor parte del presupuesto a impulsar un nuevo modelo político, social y económico, donde el Poder Popular era el principal protagonista. Eso le permitió ganarse el amor y los corazones de millones de venezolanos y venezolanas, que siguen su ideología aún después de su muerte.

Su pensamiento libertador y legado traspasaron fronteras, desde el mismo momento en que inició la lucha por la unión de países latinoamericanos y caribeños, con el objetivo de hacer frente a los intereses dominadores e intervencionistas del imperialismo, por lo que promovió con mucha fuerza la creación de varios organismos internacionales, entre ellos:  la Alba, la Celac y otros que hoy continúan en defensa de la libertad de los pueblos que aún se encuentran sometidos, en defensa de la democracia, la independencia y la soberanía de los pueblos.

Por eso y por muchas otras razones, hoy me atrevo a afirmar que el mayor legado que nos dejó el Gigante de América, es la lealtad y el amor por nuestra patria. Misma lealtad que nos ha llevado a hacer frente y superar la guerra económica, bloqueos financieros internacionales, guarimbas y planes desestabilizadores organizados por los enemigos de siempre, con la firme intención de debilitar las bases de la Revolución, derrocar al presidente Nicolás Maduro y hacerse del poder para volver a apropiarse de las riquezas de nuestro país, cosa que no han logrado y estamos convencidos de que no lo lograrán porque tenemos un pueblo conciente y dispuesto de levantar en cualquier escenario las banderas de libertad.

Nuestro pueblo se mantiene firme y en defensa no solo del legado de Chávez sino también en defensa del Presidente Obrero y candidato a la reelección presidencial, quién asumió con mucho ímpetu el programa de gobierno del Comandante, el cual ha venido fortaleciendo en pro de generar mayor bienestar para todas y todos. Sin duda Nicolás Maduro se puso el morral de Chávez para transitar el camino de la paz y la democracia, pero sin permitir el sometimiento a los venezolanos.

Estamos en medio de un proceso electoral y lo que está en juego es el futuro de la patria, la  continuidad de la Revolución Bolivariana, por lo que estamos comprometidos a garantizar máxima movilización de las fuerzas patriotas y revolucionarias, para lograr una nueva victoria popular este 20 de mayo, se lo debemos a Hugo Chávez, ese que entregó su vida por garantizar una mejor Venezuela para todas y todos.

*¡Chávez corazón del pueblo!*
*¡Venceremos!* @ManuelDun4F

Sobre el autor

Yezair Silva

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario